Ventajas e inconvenientes de fundar una SL - MJ07
236
post-template-default,single,single-post,postid-236,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode_grid_1300,qode-theme-ver-16.7,qode-theme-bridge,disabled_footer_top,wpb-js-composer js-comp-ver-5.5.2,vc_responsive
Ventajas e inconvenientes de fundar una SL

Ventajas e inconvenientes de fundar una SL

¿Cuándo conviene registrar una SL? ¿En qué casos interesa fundar una Sociedad de Responsabilidad Limitada?

Está de moda el concepto del emprendedor. El autónomo que se arriesga a abrir un negocio en época de crisis como la actual, es sin duda un valiente, alguien que materializa una idea con la esperanza de conseguir éxito empresarial. Pero, ¿qué fórmula jurídica le conviene a mi negocio? ¿cuándo me interesa fundar una SL?

¿Me interesa fundar una Sociedad Anónima?

Salvo que tengamos claro que el negocio que vamos a comenzar va a tener éxito seguro y un capital capaz de convertir la empresa en un proyecto de los más importantes a nivel nacional en su sector, no nos va a interesar fundar una Sociedad Anónima. Esta opción está pensada únicamente para grandes empresas de pretigio nacional o internacional, como su mismo origen nos indica.

En efecto, en sus comienzos las Sociedades Anónimas surgieron como necesidad social para llevar a cabo la construcción de redes ferroviarias en Estados Unidos. No bastaba con el capital de un grupo de personas, hacía falta una Sociedad Anónima formada por socios que, incluso sin conocerse entre sí, fueran a aportar cantidades importantes para llevarlo a cabo.

¿Cuándo me conviene fundar una SL? ¿en qué casos me va a interesar?

En general la idea de constituir o fundar una SL (Sociedad de responsabilidad Limitada) llega cuando un autónomo o un pequeño negocio familiar empieza a funcionar con éxito. Lo que en principio pensábamos que sería un negocio para subsistir, empieza a tener una importante cartera de clientes y a facturar cantidades bastante aceptables.

En este caso, será conveniente hacer cálculos y determinar si nos interesa formar una pequeña SL o si seguir con el negocio tributando en el IRPF las cantidades que, como autónomos, venimos pagando.

Ventajas e inconvenientes de fundar una SL. ¿Me interesa seguir como Autónomo o fundar una SL?

La Sociedad de Responsabilidad Limitada es ideal en materia de tributación. Siendo autónomo, cuando el negocio o la actividad funciona, fácilmente llegaremos a pagar tipos del 45% de IRPF, es decir, casi la mitad de nuestros ingresos. En camio, una SL no se somete al Impuesto de la Renta de Personas Físicas, sino al Impuesto de Sociedades.

En el Impuesto de Sociedades los tipos de gravamen no siguen la misma escala progresiva del IRPF, y fácilmente pasaremos a pagar un 20-25% por las mismas cantidades que pagábamos 45% de impuestos como autónomos. ¿Qué me interesa? Es cuestión de hacer números, calcular, tener en cuenta también las desventajas de fundar una SL.

Como desventaja fundamental será la necesidad de nuevos gastos. Necesitaremos asesoramiento jurídico y contable. La obligación de presentar memorias, balances, cuentas anuales, y el asesoramiento jurídico en materia de fundar la SL, régimen de participaciones, redactar los estatutos de la SL, etc. son gastos a tener en cuenta.

Si la diferencia de impuesto compensa esos gastos, la idea de fundar una SL es sin duda perfecta para nuestros intereses.

  • En la mayoría de las ocasiones se recurre a un abogado cuando no queda más remedio. Entonces la solución sólo pasa por un proceso judicial. Sin embargo, el ahorro de tiempo y dinero puede ser considerable si se realiza una simple consulta antes de llevar a cabo actos que pueden acarrear consecuencias legales. ...

  • Es una sociedad capitalista en la que los socios, al constituirla, deberán haber aportado la totalidad del capital social. Por tanto no pueden aplazar estas aportaciones en el futuro....

No Comments

Sorry, the comment form is closed at this time.

Follow us on Instagram